No sólo la eficiencia energética, también una oficina más cómoda. Más información acerca de los paneles de LED.

 

width="449"

 

Con la necesidad de mantener la luz encendida durante varias horas al día, las oficinas se encuentran entre los ambientes menos sostenibles en términos de consumo de energía.

 

Alrededor del 40% del gasto se invierte en la iluminación, es por ello por lo que las empresas están implementando planes de sostenibilidad que consideran la adopción de puntos de luz más eficientes.

 

Y cuando se suman palabras como "eficiencia" y "luz", el resultado es siempre la tecnología LED.

 

Te traemos un ejemplo práctico.

 

Uno de los productos más utilizados en las oficinas son luminarias de techo empotradas 4 x 18W TLD, dispositivos que contienen cuatro tubos fluorescentes de 18 W cada uno. ¿Cuánto consume ésta luminaria en un año?

 

El consumo nominal de todo el dispositivo es de aproximadamente 80W. La suma de la potencia consumida por los cuatro tubos fluorescentes es igual a 72W; a esto hay que añadir el consumo por parte de los dos balastros que es aproximadamente el 10% de la potencia total requerida por los tubos. Dado que la luz permanece encendida durante aproximadamente 10 horas 231 días laborables y que el coste por kW / h es de 0,16 céntimos / €, el gasto en esta luminaria en un año es de 29 €.

 

Optando por un panel LED, se puede reducir a la mitad los costes de energía. Estos tipos de luminaria consumen alrededor de 36W, y no añade ningún consumo adicional. El coste de la factura, por tanto, de un panel LED es alrededor del 13 euros al año.

 

Estas cifras se refieren a una sola luminaria, pero si se multiplica el coste obtenido para cada punto de luz presente en la oficina, el ahorro anual se convierte en mucho más sustancial.

 

Por otra parte, con un promedio de vida útil tres veces mayor en comparación con una luminaria de tubos fluorescentes, mediante la instalación de un panel LED también puedes beneficiarte de una reducción en los costes de mantenimiento. El panel iluminará una oficina unos 20 años, en comparación con 8 ofrecidos por la luminaria tradicional.

 

Paradójicamente, la opción de invertir en dispositivos LED está asociado a la idea de "sobrevivir" en la oficina a través de una reducción de los costes, con poco mantenimiento para todas les ventajas de las que te puedes beneficiar.

 

El ahorro de energía que ofrecen los productos LED es de hecho un símbolo de acción concreta en favor del medio ambiente, lo que también se traduce en una reducción significativa de las emisiones de CO2.

 

Green Building Councils, la organización sin ánimo de lucro en construcción sostenible, ha lanzado recientemente "Build A", una serie de 80 eventos durante un año hasta abril de 2017 que se celebrarán en las principales ciudades del Viejo Continente. Este proyecto tiene como objetivo educar a las entidades europeas, incluyendo gobiernos, organizaciones y empresas para que sus edificios sean más eficientes, por ejemplo mediante la inversión en sistemas de iluminación de bajo consumo. Esto ayudará a reducir las emisiones de CO2 derivadas de los edificios europeos, ya que supone el 36% de las emisiones totales del continente, al menos hasta hoy.

 

Además de hacer las oficinas "verdes", los productos LED pueden desempeñar un papel importante en el entorno y crear una atmósfera agradable y acogedora.

 

La norma europea EN 12464-1, por ejemplo, contiene una discusión más detallada sobre las normas que deben respetarse en relación con la luz en el lugar de trabajo. Las soluciones de iluminación instaladas en entornos que tienen pantallas de ordenador deben tener un cierto valor de Unified Glare Ratio (UGR), un coeficiente que mide el nivel de brillo y los reflejos del producto. La escala va del 16 a 28, con el valor mínimo que se refiere a un producto que no deslumbre. Los paneles LED ofrecen valores UGR entre 16 y 19, lo que reduce significativamente los brillos y reflejos en las pantallas.

 

 

 

Nuestros Paneles LED