Diseño y tecnología, dos mundos  desconocidos entre sí en muchas ocasiones han sido conectados a través de GLOW. Este evento donde la iluminación es la protagonista cumple su décima edición. La ciudad de Eindhoven se ha sumido durante la segunda semana de noviembre, como ya es tradición, en múltiples colores, luces y proyecciones innovadoras.

 

La luz continua ejerciendo su poder y magia en Holanda. Tras la Dutch Design Week, en la cual los proyectos de KUUB, Truly Truly y Valtot destacaron por el uso de la iluminación como un elemento artístico indispensable, llega GLOW.

 

Entretenidos proyectos inspirados bajo el lema de “Naturaleza y Arquitectura” han sido situados en el centro de la ciudad de Eindhoven. Mientras tanto, experimentos de gran innovación tomaron lugar, por primera vez, en la  Strijp-s área donde los viejos edificios de la empresa Philips fueron convertidos en espacios únicos  de alta tecnología y diseño.

 

Como una plataforma que junta a diseñadores, ingenieros y artistas, hace una demostración dinámica de las miles de maneras que la iluminación puede ser percibida.

 

Sin embargo, en ocasiones olvidamos percibir la luz como vida.

 

¡Y aquí es donde GLOW presenta su idea de hacer el mundo de la iluminación más tangible! Lo hace introduciendo proyectos de tecnología punta, ideas decorativas y funcionales, llevadas a cabo por creativos de importantes empresas y estudiantes ¡Qué combinación tan impresionante!

 

Desde Il Giardino Incantato Luminarie de Cagna italiana, obra magnifica elegida para introducir la décima edición del GLOW festival, hasta el Light Lab Quartet, una sinestesia resultante de la tecnología y los reflejos visuales y acústicos creado por  Paul Thursfield y Simon Rycroft en el  Philips Design, son tan solo una pequeña muestra de lo que este evento ofrece.

 

The aim to light up and decorate the surroundings, set the background to showcase innovative experiments at their outstanding debut.

 

El objetivo de iluminar y decorar el entorno, crea una  experiencia innovadora y única para el espectador que no sería posible sin el gran desempeño de los creadores en cada una de sus obras. 

 

Sin embargo, GLOW no solo intenta presentar decoraciones o exhibiciones impactantes. Su intención es ir más allá y dejar una huella en el campo de la iluminación. Algo que podría convertirse permanente y beneficioso para la ciudad de Eindhoven, o para el mundo en general.

 

Un ejemplo de ello es el proyecto Eye Door, obra del diseñador Rombout Frieling, es una ventana de cristal liquido que produce nuevas posibilidades arquitectónicas que hace de las persianas y cortinas elementos del pasado. El proyecto es actualmente siendo desarrollado por Merck Window Technologies en Eindhoven,  y representa uno de los muchos proyectos que se han diseñado desde el Dutch hub.

 

El propósito del proyecto GLOW y su futuro recae en la llamada a nuevos proyectos de Eindhoven para mejorar la visibilidad de la ciudad de la luz, no solo como consecuencia de la grandeza de Philips, pero también gracias al talento  y la creatividad que las empresas y estudiantes traen a la ciudad año tras año. 

 

Si estás interesado/a en conocer más acerca del GLOW festival puedes leer aquí la entrevista con Mariëtte Vetter, directora del departamento de Marketing y Comunicación de GLOW.