Embelleciendo tu tienda con capas ofrecerás a tus clientes una atmósfera confortable y un ambiente atractivo. Tu tienda se aprovechará de las diferentes fuentes de luz de forma que supondrá la mejor solución a tu negocio. 

 

La luz ambiente ofrece un importante impresión de luz, pero sola no es bastante par iluminar tu tienda.

 

Sombras, luces débiles y temperatura de color pueden ir en tu contra afectando el ánimo de tus clientes y la forma en que se presentan los productos.

 

Debe implementarse una variedad de fuentes de luz para acompañar a un diseño de luz bonito mediante el arte de las capas.

 

Empezando desde arriba, las luminarias del techo normalmente se parecen a la luz ambiente. En función del tamaño de la tienda es posible tener numerosas soluciones. Por ejemplo una lámpara de araña puede ser una fuente de iluminación encantadora y elegante.

 

La luces en rieles también son una alternativa muy popular. Es muy útil por su flexibilidad, ya que las lámparas en los rieles pueden ser asignadas a la iluminación general o concreta. Encuentra mas información sobre sistemas en rieles aquí.

 

Una ve que se consigue la iluminación ambiente, un diseñador de interiores experto en iluminación escogerá la opción para iluminación concreta. Esto evita crear una atmósfera plana y construir un ambiente dinámico. Lo siguiente es la idea de jugar con el contraste, eliminado sombras y resaltando lo que es relevante en la tienda: desde nuevos productos a decoraciones notables, desde objetos artísticos a características únicas.

 

Hablamos de lámparas de mesa, luminarias de suelo o luminarias montadas en la pared. Como estas lámparas son normalmente visibles, su estilo y acabado deben concordar con la decoración de la tienda.

 

Su temperatura de color será más alta que la de las fuentes de luz ambiente. Normalmente se prefiere una salida de luz más brillantes para resaltar objetos y crear el contraste con la luz placentera y cálida usada para la iluminación general. Según esto, podrás guiar el ojo de tus clientes a los productos, aconsejándolos sin necesidad de hablar.

 

Poniendo en capas tu tienda mediante diferentes fuentes de luz es calve para el atractivo del entorno. Proporciona interés visual y funcional, ala vez que la oportunidad de equipar a la tienda con una alto nivel de flexibilidad.

 

Podrás jugar con tus luces con total libertad y guiar a tus clientes en una experiencia única.