Las Philips SOX


Las Philips SOX son unas lámparas de descarga de alta intensidad y de sodio de baja presión con un casquillo BY22D, conocidas por su excepcional intensidad luminosa. El sodio dentro de las Philips SOX (MASTER)  se distribuye de forma uniforme a través de unos “hoyuelos” que crean una descarga estable, mayor eficacia, mantenimiento del flujo luminoso superior y una mayor vida útil.

 

¿Dónde puedo usarlas?


Gracias a su excelente rendimiento luminoso, las lámparas SOX son ideales para zonas al aire libre que requieren una alta visibilidad. Las áreas de aplicación más comunes para este tipo de lámparas son para iluminación de carreteras, vías férreas y cruces de ferrocarril, aeropuertos, puertos y muelles, canteras, fundiciones y trenes de laminación.

 

¿Cuáles son sus especificaciones?


Las Philips SOX (MASTER)  están disponibles en cinco potencias diferentes. Como de costumbre, el rendimiento y la iluminación de la luz aumenta en relación a la potencia (o wattage) de la propia lámpara. Ésta será más larga dependiendo de la potencia. A pesar de sus diferencias dentro de las diferentes potencias, se pueden encontrar similitudes dentro de la gama SOX:SOX

 

  • 1 año de Garantía Total de Lamparadirecta
  • Temperatura de color de 1800K
  • Vida útil de 18.000 horas
  • Casquillo BY22d
  • Reproducción de color de 20-29
  • Etiqueta de eficiencia energética A


Los productos individuales son diferentes en relación a la potencia:

 

Philips SOX 35W BY22d (MASTER) – 70V, 4.550 lúmenes, longitud de 31.1cm

Philips SOX 55W BY22d (MASTER)  – 109V, 7.800 lúmenes, longitud de 42.5cm

Philips SOX 90W BY22d (MASTER)  – 112V, 13.600 lúmenes, longitud de 52.8cm

Philips SOX 135W BY22d (MASTER)  – 164V, lúmenes 22.600, longitud de 77.5cm

Philips SOX 180W BY22d (MASTER)  – 220-240V, 32.000 lúmenes, longitud de 112cm

 

¿Cómo puedo instalarlas?


Las Philips SOX (MASTER) siempre se utilizan con un balastro, ya que para emitir esa excelente potencia de luz, requieren un balastro para controlar su voltaje. El balastro que elijas estará directamente asociado a la potencia de la lámpara. Gracias a la instalación de éstos, no tendrás que preocuparte sobre el voltaje y la corriente eléctrica, ya que el balastro se encargará de regularlo.