Cuando sucedió el cambio del uso de tecnología incandescente a halógena, ingenieros de todo el mundo intentaron desarrollar una alternativa lumínica que durase más tiempo y consumiese menos energía sin renunciar a calidad en iluminación. ¡Aquí es donde nace la tecnología LED como solución a esta búsqueda!

 

A pesar de la adopción de esta tecnología innovadora en una gran variedad de aplicaciones, algunos miembros de la unión europea han planteado posponer esta ley que llevaría a ciudades, negocios y consumo privado a reemplazar sus bombillas tradicionales por LEDs.

 

Su voz ha sido escuchada y la ley que se hubiese puesto en marcha en Septiembre del año venidero,  no será aplicada hasta dentro de dos años.

 

¿Pero por qué deberíamos esperar otros 50 meses para ver el mundo con una mejor iluminación?

 

Aquellos que desean prolongar la aplicación de esta tecnología abogan que los LED disponibles actualmente no podrían satisfacer este tipo de demanda.

 

Sin embargo, si la dama de la justicia pusiera en la balanza los beneficios de las bombillas LED y Halógenas, no habría igualdad alguna. Esta nueva tecnología ya presenta multitud de ventajas. Además, los precios de venta de estas bombillas están sufriendo una caída de vértigo al mismo tiempo que no se deja de innovar. Sin duda alguna, el cambio a LED es y será factible tanto para negocios como para ciudades enteras.

 

Steven Ellwood, Director manager de la compañía eléctrica BLT Direct, dijo “Entendemos las preocupaciones de los expertos, pero la implementación de esta ley verá múltiples beneficios no solo para el medioambiente, sino también para los consumidores” (Extraído de Bartlett, N., EU could ban halogen bulbs as early as next year as part of energy saving drive, The Mirror, 2015)

 

Las bombillas LED tienen una vida media útil superior, rondando las 50.000 horas de uso. Como media, esto significaría una durabilidad de cinco veces más que una bombilla tradicional (ya sea incandescente o halógena). La adopción de la tecnología LED reducirá el coste en mantenimiento al mismo tiempo que ahorraremos hasta un 90% en el consumo eléctrico. 

 

¡Estas ventajas han sido aprovechadas ya por la mayoría de las ciudades Europeas!

¿Has volado alguna vez sobre Los Ángeles, montaste en bicicleta por el Green Way en Copenhagen, o caminaste entre las luces de Shanghai? Muchas ciudades han adoptado ya la tecnología LED para mejorar las deficiencias de las tecnologías tradicionales.

 

Con un plan para reemplazar 250,000 luces en 2017 en la ciudad de Nueva York,  es el proyecto en iluminación más grande en América, cuya suma asciende a $76 millones de dólares. La Gran Manzana se beneficiará de 14 millones de dólares al año en consumo energético (Extraído de U. Wang, How LEDs Are Going To Change The Way We Look At Cities, Forbes, 2014).

 

Somos espectadores del actual fenómeno llamado “Ciudades Inteligentes”, mucho más que simplemente alta tecnología y soluciones de alumbrado sostenible. La evolución de las ciudades inteligentes se centran en dar una óptima calidad de vida a sus ciudadanos siendo funcionales pero también ayudando a proteger nuestro planeta.

 

Dr. Elke den Ouden, durante la conferencia celebrada el 24de Noviembre del 2015 en la Universidad Técnica de Eindhoven (TU/e), señaló que “LED combina los beneficios técnicos y económicos para lograr un cambio significativo al encender las luces, este cambio es el motor para crear ciudades inteligentes ".

 

Un ejemplo de lo que el Dr. Ouden hablaba es el siguiente:

 

En Amsterdam, la Hoekenrodeplein, plaza situada al lado de las tres avenidas más importantes donde se celebran conciertos y eventos, ha sido completamente reestructurada gracias a la aplicación de LED. Al instalar LEDs, el área se ha convertido más atractiva para locales y visitantes. La instalación de alumbrado con tecnología LED ha convertido a esta plaza, un lugar más seguro y eco sostenible con una atmosfera viva y vibrante

 

 

Esta es otra de las razones por las que las oficinas han elegido cambiarse a LED, mejorando su eficiencia energética del mismo  modo que el buen humor de los empleados. Los LED que producen luz azul, por ejemplo, “simula un foto receptor en el ojo que reduce la producción de melatonina y ayuda a la persona a mantenerse despierto” (Extraído de Taub, E. A., LEDs Change Thinking About the Light Bulb, New York Times, 2014).

 

La luz inteligente está revolucionando la calidad de nuestra vida tanto en ambientes profesionales como domésticos.

 

Además de los beneficios técnicos mencionados anteriormente, la tecnología LED otorga ventajas como la posibilidad de cambiar los colores de las luces, de encenderlas usando wifi, de regularla para crear la atmosfera perfecta, del mismo que ser capaz de monitorizar el consumo eléctrico.

 

Sin embargo, es necesario mencionar que los LEDs no están preparados para ser remplazados en cualquier tipo de lámpara y luminaria.


Actualmente no es posible reemplazar las bombillas de descarga o los tubos fluorescentes T5. En estos casos, cambiarse a LED requiere cambiar la luminaria. 

 

Sin embargo, implementando un modulo LED (luminarias con bombillas LED incluidas) puede ofrecer grandes beneficios. El bajo consumo eléctrico y el bajo coste en mantenimiento asegura el retorno de tu inversión en poco tiempo. 

Las luces son nuestro acceso al mundo. 

Invirtiendo en el desarrollo de nuevas tecnologías se puede mejorar la relación entre el mundo y la manera en la que vivimos.

 

Durante décadas recientes hemos llenado de luz la oscuridad creando agujeros en nuestro presupuesto, destruyendo la flora y la fauna y confundiendo el cielo con contaminación lumínica que no nos deja ver las estrellas. 

 

Las luces LED son mucho más que una alternativa, representan la revolución que puede establecer una conexión de harmonía entre nosotros y el mundo.