La Hora de la Tierra es un movimiento medioambiental global lanzado por la organización World Wildlife Fund (WWF), que tiene como objetivo ayudar a nuestro planeta al apagar nuestras luces durante una hora.

 

Con el mundo situado en una encrucijada climática, es muy significativo pensar que nuestras acciones aún pueden tener un impacto.

 

El 19 de marzo, todo el mundo tendrá la oportunidad de contribuir con nuestro planeta con la celebración de la llamada a la acción de la Hora de la Tierra.

 

Más de siete mil ciudades de 172 países apagarán las luces durante una hora en apoyo a la iniciativa de WWF. Este año será el décimo aniversario de uno de los eventos medioambientales más importantes y educativos. Su propósito:salvar el futuro de nuestro planeta y apoyar a las próximas generaciones.

 

Esta honorable iniciativa es una inyección de sentido común y respeto. Sin embargo, el riesgo es que el pequeño esfuerzo que hacemos para pasar una hora en la oscuridad calme nuestra consciencia medioambiental.

 

Pero lo que la Hora de la Tierra nos pide no es siquiera un esfuerzo. Durante esos 60 minutos podemos disfrutar de una cena a la luz de las velas con amigos o ir de camping para admirar las estrellas. Hay muchísimas oportunidades para pasar el tiempo sin gastar energía.

 

Una hora de ahorro de energía global no soluciona nuestro futuro; tiene que entenderse no como una cita anual para publicar un tweet, sino como el comienzo de una nueva forma de pensar.

 

El logo de la Hora de la Tierra apoya este mensaje: el signo más frente al número 60 nos invita a no detenernos justo después de que el reloj marque el final de la hora.

 

No somos respetuosos con el medioambiente por una hora de ahorro. Lo somos cuando nos preocupamos de ahorrar energía cada día.

 

Lámpara directa apoya fuertemente la iniciativa de la Hora de la Tierra de WWF.

 

Podemos ayudar al planeta en una enorme variedad de formas diferentes y Lampara-directa elige encargarse de la iluminación.